130 años Antes

General_Francisco_Morazán

Retrato histórico del general Francisco Morazán

 

Para 1969 los acontecimientos que desembocarían en la Guerra de Legítima Defensa se precipitaban. Nos parece pertinente, presentarles una proclama que si bien fue realizada 130 años antes,   poseía  una manifiesta semejanza con los sucesos vividos por nuestro País para ese momento.

El general Francisco Morazán (1792-1842), militar y político hondureño de nacimiento, dejo en la historia un vivido testimonio  del proceder de esa nación.

Después de la victoria del Espíritu Santo, obtenida por las fuerzas salvadoreñas al mando del general Morazán, Honduras suscribió un tratado de paz y amistad con El Salvador, el 5 de junio de 1839. Antes de un mes ese tratado se ignoraba e incumplía, haciéndose en Honduras aprestos bélicos contra El Salvador. Esto movió al Jefe Supremo del Estado salvadoreño, general Morazán, a poner en pie de guerra a los salvadoreños, formulando una de sus proclamas de la cual reproducimos algunos párrafos:

<<Salvadoreños: Los esfuerzos y sacrificios que durante cuatro meses ha hecho el Gobierno, para evitar la guerra, han sido infructuosos. El comandante de las fuerzas de Honduras, situadas en nuestras fronteras; sin respetar la suspensión de hostilidades acordada entre éste y aquel Gobierno, se han mantenido durante largo tiempo, vejando a los súbditos de El Salvador. La moderación y la prudencia han sido las armas usadas por nuestra parte para contener los avances del que se ha propuesto la destrucción de este hermoso Estado>>.

<<Él ha completado el catálogo de sus crímenes, violando nuestro territorio, y arrebatando del seno de sus familias a dos ciudadanos honrados, confiscando la propiedad y poniéndola a rescate. Las tropas del Gobierno supieron escarmentar, a los que sin respetar la fe de los tratados, nos traen los horrores de la guerra, y los crímenes que ella produce, cuando los que la hacen se separan de los principios de la moral, de la justicia y civilización>>.

<<En su despecho, lejos de recibir como una advertencia saludable esta nueva prueba de su impotencia, intentan por segunda vez realizar sus planes devastadores>>.

<<Se trata de sostener la independencia y soberanía del Estado; la dignidad de su Gobierno, la libertad, la propiedad, y los objetos más caros que poseemos. ¿Y seréis indiferentes a los males que os amenazan, y a las humillaciones que os preparan los que han burlado la buena fe del Gobierno con fingidas ofertas de paz, en tanto que meditaban vuestra ruina y destrucción en secreto? No: los salvadoreños que han visto incendiar sus casas, y talar sus campos, con esa frialdad republicana que todo lo sacrifica por defender la libertad, que ni los halagos, ni las amenazas, ni los peligros les han hecho doblar la cerviz ante los opresores de la Patria, se levantarán hoy en masa contra los que intentan de nuevo esclavizarla, y les sabrán acreditar, que aún existen los vencedores en Gualcho, en San Antonio, en Mejicanos y en otras tantas acciones gloriosas, cuyos laureles no ha podido marchitar el tiempo, ni arrancar de sus sienes la desgracia>>.

 

 

Tumba_de_Francisco_Morazán

Tumba del general Francisco Morazán en el Cementerio de Los Ilustres en San Salvador. Pidió ser enterrado en El Salvador como muestra de su amor y respeto a nuestro país.

 

 

 

 

 

Fotos archivo del autor

Anuncios